El ruido submarino daña el océano

El océano nunca ha sido un sitio tranquilo. El murmullo del agua, el movimiento de los peces y la comunicación entre los cetáceos, con sus cantos y chasquidos, son una parte intrínseca del ambiente oceánico. Pero todo el ruido causado por el ser humano en el océano es antinatural.

El ruido submarino tiene graves consecuencias para las ballenas, delfines, marsopas y otros mamíferos marinos, pudiendo causarles derrames cerebrales, y sangrado en los oídos y órganos vitales. Estos animales se sirven del oído para comunicarse, moverse, cazar e incluso aparearse, por lo que el ruido submarino les supone un reto constante para la supervivencia. Generalmente, no somos conscientes de estos daños porque los animales afectados huyen del ruido o mueren sin que lleguemos a verlos en la superficie del mar. No obstante, hay pruebas que apuntan a que el ruido submarino provocado por los sonares militares causó la muerte de los zifios que aparecieron varados el verano pasado en la costa británica.

Pero esto no pasa sólo con los cetáceos, algunas investigaciones concluyen que el ruido submarino altera a otros peces y animales.

Fuera del mar, y sobre todo en las ciudades, existen normativas que regulan el ruido provocado por las sirenas, los coches, el tráfico aéreo y las fábricas, pero olvidamos que bajo el agua el sonido viaja más rápido y tiene mayor alcance. Un ejemplo de ello son los cruceros y los barcos cargueros, que generan un ruido ensordecedor. En su búsqueda de combustible fósil, las industrias del gas y el petróleo realizan campañas sísmicas que, durante semanas o incluso meses, pueden provocar explosiones cada 10 segundos. Por su lado, los sónares militares empleados para detectar enemigos generan chirridos estridentes.

Podemos impulsar un cambio revisando nuestros hábitos, pero el gran cambio debería provenir de nuestros gobiernos.

Instamos a los líderes políticos a que tomen medidas en los siguientes campos:

  • Reducción de la velocidad de las embarcaciones

  • Investigación en tecnologías innovadoras más silenciosas

  • Creación de zonas libres de ruido en el mar

Español