El plástico daña el océano

Ver una tortuga gigante en plena caza es un momento maravilloso. Nada con elegancia hasta que, rápidamente, atrapa una medusa. O eso parecía… Por desgracia, se trata de otra bolsa de plástico.

Más del 60% de las tortugas del mundo están en peligro de extinción. Muchas de ellas muerenpor la ingesta de plástico, que les impide respirar o volver a comer con normalidad. Hay innumerables ejemplos de cómo el plástico afecta a nuestros ecosistemas: ballenas varadas con el estómago repleto de plástico, aves ahogadas entre basuras, delfines que quedan atrapados en redes de pesca desechadas o peces que comen partículas de microplásticos y contaminan la cadena alimentaria, lo cual repercute directamente en los humanos. Ni siquiera las algas y los corales se libran de la contaminación por plástico.

El plástico es barato, resistente y duradero y eso lo convierte en la mayor amenaza para el océano. Cada año, en la Unión Europea se producen 60 millones de toneladas de plástico, de las cuales casi la mitad se tira. Entre 150.000 y 500.000 toneladas acaban en el mar, que sería el equivalente a tirar la basura de 4 camiones cada hora. Aproximadamente el 20% de todos los vertidos tienen origen marino, son desechos que cruceros, cargueros o pesqueros pierden durante el trayecto. El resto viene de tierra firme y llega hasta el mar a través de los ríos, las cañerías de los baños o las alcantarillas. Hay bolsas pequeñas que se vuelan con facilidad y también bolitas pequeñas de plástico que provienen de fábricas y acaban en los ríos cercanos.

Podemos aportar nuestro granito de arena comprando botellas reutilizables en lugar de desechables, eligiendo productos que estén empaquetados con menos plástico y teniendo más cuidado con lo que tiramos por el inodoro. Pero el gran cambio debería provenir de nuestros gobiernos.

Instamos a los líderes políticos a que actúen y tomen medidas para:

  • Poner fin a los microplásticos y plásticos de un solo uso

  • Responsabilizar a los productores

  • Actuar para que los buques no desechen más basura

Español